Diez años de apoyo escolar en Ventilla

noticia_1359

Foto: Una voluntaria trabaja en un taller de manualidades con los niños del apoyo

Llegar del colegio y encontrar un lugar acogedor para hacer los deberes, donde hay ambiente de estudio, monitores que te ayudan a resolver dudas y te animan a aprovechar el tiempo, y donde además puedes aprender un montón de cosas divertidas con nuevos amigos, con talleres de temas desde lectura hasta manualidades, ciencia o medioambiente. Esa es la oportunidad que brinda nuestro proyecto de Apoyo Socioeducativo en el que participan 24 niños de Primaria y 15 voluntarios, en el barrio de Ventilla, de Madrid. Un programa -enmarcado en el programa Volando Juntos- en el que han participado ya 379 niños de Primaria, y 52 de Secundaria, en los últimos diez años, gracias a la colaboración de Boeing.

La coordinadora, Blanca Crespo, profesora de Infantil, cuenta que los niños reciben una ayuda todos los días con sus deberes, por lo que se fomenta en ellos algo fundamental, como es el hábito de estudio, y al final se nota una mejora en sus resultados. “Pero además de mejora académica –añade- también les aporta valores humanos como el respeto a los demás (adultos e iguales), constancia, trabajo bien hecho y responsabilidad. Este curso estamos trabajando herramientas para la vida, a través de los talleres de lectoescritura, Matemáticas, baile o yoga. Su finalidad es que, a través de juegos y distintas actividades, aprendan a expresarse y a resolver problemas por ellos mismos”.

Los padres agradecen esta ayuda extra que reciben sus hijos, que les suple de algún modo, donde ellos no pueden llegar. “A mis hijos les está ayudando muchísimo, -explica María, madre de dos niños de 10 años que han empezado este año-. Es muy bueno porque están con otros niños haciendo los deberes, y hay un ambiente más de estudio que en casa. Y si tienen pocos deberes, después aprovechan el tiempo con libros de lectura o hacen juegos y talleres. Además hace tiempo que fui al colegio, en cambio, Blanca, la coordinadora, es profesora y tiene mucha paciencia para explicar, así que les ayuda a resolver dudas, etc. ¡Es fantástica! Los niños acaban cansaditos, pero muy contentos y, cuando vuelven a casa, ya llegan con todo hecho. ¡Lo único que siento es no haberlo conocido antes!”

Juliana tiene una niña de 11 años, que lleva más de 3 participando en el Apoyo Escolar. “A mi niña le va muy bien, está muy contenta –asegura-. Viene con los deberes hechos y hacen  muchas actividades. Ella dice que le da pena que el año que viene es el último”. Sin embargo, ahora, viendo la necesidad de muchas familias con hijos en Secundaria, hemos puesto también en marcha un Apoyo Socioeducativo dedicado a adolescentes.

Y, además del apoyo a niños en riesgo de exclusión, estos talleres ofrecen también sesiones de formación a los padres, para ayudarles en la educación de sus hijos. Este año el tema es “Parentalidad positiva”, y la idea es abordar aspectos como la autoestima, la confianza, la necesidad de poner límites o de fomentar la comunicación.

Dentro del programa “Volando Juntos”, que sale adelante gracias a la colaboración de Boeing, desde hace 10 años, se han realizado diferentes actividades además del Apoyo Socioeducativo, como campamentos urbanos, actividades enfocadas al desarrollo de capacidades profesionales, actividades lúdicas o culturales.

Todo enfocado a velar por un pilar fundamental para el desarrollo vital de la persona, como es su educación. Gracias, Boeing, por ayudarnos a invertir en el desarrollo integral de los niños, el mejor valor de presente y futuro.  




LIVING FOR OTHERS

  • Con 20€ un niño recibirá un regalo nuevo por Navidad. 
  • Con 25€, nuestros voluntarios se acercarán a invitar a desayunar a 10 personas sin hogar
  • Con 120€ una familia recibe alimentos durante todo el año
  • Con 450€ una familia tendrá una vivienda más digna.
  • Con 325€ un voluntario podrá prestar su ayuda en el campo de trabajo de Tánger