El Programa de Liderazgo Social llega a Canarias

noticia_1371

Foto: Estudio dirigido en el Programa de Liderazgo Social en Las Palmas.

Motivación para el estudio, para el deporte, para la vida. Eso es lo que encuentran los niños y niñas en riesgo de exclusión del barrio de Schamann, de Las Palmas, en nuestro Programa de Liderazgo Social. Un proyecto que les abre nuevos horizontes, que apuesta por su futuro, con formación integral 360, enfocada a “cabeza, cuerpo y corazón”, y que sale adelante gracias al apoyo de la Fundación La Caja de Canarias – Bankia Acción Social y a la Fundación Sergio Alonso. 

El primer ‘gancho’ del Programa es el fútbol. De la mano del C. D. Unión San Lázaro, se les ofrece la oportunidad de formar parte de un equipo. Un grupo de voluntarios universitarios coordinan los entrenamientos en el histórico club deportivo. Pero además acuden al estudio dirigido que atienden nuestros voluntarios cada tarde, en la caseta del Polideportivo López-Socas. Mediante el estudio y el entrenamiento tratamos de inculcarles valores como la importancia del compromiso, el esfuerzo, el trabajo en equipo, el compañerismo, el aprovechamiento del tiempo, la voluntad, la constancia... 

El fútbol base sirve para que los niños no anden perdiendo el tiempo en la calle”, señala Paco Florido, presidente del club deportivo, “pero muchos chavales no estudiaban, y ahora podemos ofrecer las dos cosas: que estudien aquí con universitarios que les echan una mano, y luego puedan entrenar”. 

Está siendo una experiencia muy enriquecedora”, cuenta Joel Escuaín, voluntario estudiante de Filología en la ULPGC. “Poder ayudar a estos chicos en sus estudios te hace sentir que estás haciendo algo de provecho”. Raquel, que apoya con el inglés, destaca el progreso de los participantes: “Cuando empecé era un poco escéptica, porque pensaba que los chicos se cansarían de venir más o menos pronto. Pero, después de estos tres meses, he visto como muchos han seguido viniendo con constancia, y eso ha tenido una repercusión directa en sus notas, lo que es muy gratificante”.

Leandro Granado, coordinador del proyecto, cuenta cómo aprovechan los chicos el estudio dirigido: “Vienen una hora antes de su entrenamiento y les ayudamos a organizarse el tiempo de estudio de esa tarde. Se trata de evitar que se atasquen con dudas, o que pierdan el tiempo haciendo otras cosas”. Por su parte, José Luis Barba, catedrático de instituto de Biología en Firgas, y coordinador académico de la actividad, destaca que es un importante apoyo contra el fracaso escolar: “Muchos menores que tienen dificultades en los estudios acuden en sus casas a refuerzo escolar de pago. Sin embargo, quienes no pueden permitirse ese refuerzo acaban siendo siempre los que engrosan las filas del abandono escolar temprano. Programas como este son muy necesarios, para reducir la brecha en el acceso a la educación”.

Pero el deporte y el estudio encuentran además en este Programa su complemento perfecto en el voluntariado, que cierra el círculo. Los estudiantes realizan actividades solidarias como la rehabilitación voluntaria del campo López Socas, que se inundó en el mes de noviembre, en el que jugadores de los equipos cadetes y juveniles estuvieron ayudando a acarrear el agua, o las visitas a la residencia de ancianos de Nª Sª del Pino en Tafira. Es una manera de que los estudiantes se den cuenta de que todo lo que están recibiendo implica una responsabilidad, que sean capaces de comprometerse y vayan desarrollando una sensibilidad social. Además, su compromiso solidario mejora su autoestima, porque les hace ver que también ellos son valiosos para la sociedad, y que tienen mucho que aportar. 

El Programa -que nació en el barrio de San Pablo, de Zaragoza, hace 17 años- arrancó en Canarias en septiembre de 2018, con la ilusión de que perdure y crezca, como un instrumento al servicio de la integración social y la inclusión en el barrio de Schamann. Así, combinando estudio, deporte y voluntariado, el proyecto ofrece a los chicos que participan un nuevo impulso a su formación y a sus aspiraciones. En él encuentran el apoyo y confianza que necesitan para luchar con esperanza y fortaleza, desde ya, por un futuro mejor para ellos, y para toda la sociedad. 


*Más información: Leandro Granado: [email protected] 





LIVING FOR OTHERS

  • Con 20€ un niño recibirá un regalo nuevo por Navidad. 
  • Con 25€, nuestros voluntarios se acercarán a invitar a desayunar a 10 personas sin hogar
  • Con 120€ una familia recibe alimentos durante todo el año
  • Con 450€ una familia tendrá una vivienda más digna.
  • Con 325€ un voluntario podrá prestar su ayuda en el campo de trabajo de Tánger